Alivia el dolor del bajo vientre y la espalda, cuando faltan pocos meses para el parto. Usar la faja durante el embarazo, ayuda a reducir la compresión que ejerce el bebé sobre el pubis y la zona pélvica. Usar entre las 5 y 30 semanas de embarazo que es el momento cuando aparecen las primeras molestias fuertes.

Talla estándar